Qué son las prácticas no laborales

No es lo mismo hacer una pasantía no laboral que trabajar con un contrato de pasantía. En el primer caso, no hay ningún contrato de trabajo involucrado. En el segundo caso, lo hay. Las prácticas no laborales que gestionan los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) le proporcionan una experiencia relacionada con lo que ha estudiado. Le diremos con más detalle qué son y cómo solicitarlas.

¿Por qué prácticas de no empleo?

La mayoría de las veces, cuando terminas tus estudios, no tienes experiencia laboral en este campo. La pasantía es un contacto con el sector profesional. Por un lado, le da la oportunidad de poner en práctica los conocimientos que ha adquirido. Por otro lado, te pone en contacto con empresas y trabajadores que se dedican a lo que tú quieres hacer. Es una oportunidad ideal para iniciar su red de contactos.

¿Quién puede hacer una pasantía sin un trabajo?

Puede hacerlo si tiene entre 18 y 25 años y ha obtenido una de las siguientes calificaciones:

  • Un título universitario.
  • Una formación profesional de nivel superior.
  • Una formación profesional de nivel medio o calificaciones equivalentes.
  • Un certificado de profesionalidad.

Además, debe estar desempleado e inscrito como tal en la oficina de empleo correspondiente. Además, no debe haber trabajado más de tres meses en la misma actividad. Sin embargo, el tiempo que pasaste en prácticas para obtener tu diploma no cuenta para este cálculo.

¿Cuánto tiempo duran las prácticas no laborales?

Duran entre tres y nueve meses. Durante este tiempo, recibirá la orientación y el asesoramiento de un tutor designado por la empresa para la que está haciendo las prácticas.

 ¿Se pagan las prácticas no laborales?

La compañía para la que trabajas debe pagar por tu trabajo. Será en forma de subvención con una cantidad que no debería ser inferior al 80% del Indicador de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que actualmente es de 537,84 euros al mes. Se incluirá en el Sistema General de Seguridad Social con los mismos derechos que los de las personas que participan en los programas de formación.

¿Cómo, cuándo y dónde lo solicito?

Si desea solicitar prácticas no laborales, debe ponerse en contacto con su centro de empleo. Le proporcionarán acceso dentro de su comunidad (no todos siguen los mismos procedimientos). Como señalamos al principio, debe registrarse como solicitante de empleo. En cambio, se puede acceder a la oferta de prácticas no laborales que se publica en el sitio web de la SEPE.

Los servicios de empleo preseleccionarán a los candidatos, aunque la empresa tiene la última palabra. Este será el que decida quién participará finalmente en el programa de pasantías.

Los procedimientos que se llevarán a cabo con la empresa

Antes de comenzar las prácticas, firmará un acuerdo con la empresa en el que se detallan varios aspectos. Este acuerdo no es un contrato de trabajo. Detalla el contenido específico de la pasantía que harás, cuánto tiempo durará, las horas que la harás y cómo será el sistema de tutorías.

Cuando termines tus prácticas, ellos, junto con la SEPE, prepararán un certificado. En ese certificado se indicarán el tipo de pasantía que ha hecho, el contenido de la formación en la que ha trabajado, la duración y el período de realización. Este documento puede ser recogido en su oficina de la SEPE.

¿Obtiene algún beneficio la empresa con la que se realiza la pasantía?

Si la empresa está dispuesta a firmar un acuerdo de colaboración con la SEPE que incluya un apartado específico sobre el compromiso de contratar al becario, éste obtendrá una subvención. Esto puede compensar los costos de la tutoría y la evaluación del aprendiz. Además, si finalmente se formaliza un contrato con él, tendrá acceso a las medidas de apoyo al reclutamiento.

Una vez que el período de prácticas termine, ¿dónde continuarás?

La empresa que lo guió en las prácticas puede contratarlo. Esto ya significa dar un paso en el mercado laboral. Si no es así, puede iniciar una campaña para promover su candidatura. Ahora tienes experiencia práctica, no empiezas de cero. Encuentra el tipo de oferta que mejor se ajusta a tu perfil.